Monoblock, la exposición que trae a la vida a Juan José Gurrola

Pase Cultura Monoblock1

Para Juan José Gurrola, el arte nunca fue un objeto condenado a vivir inerte en lo material; en su visión, arte es sinónimo de experiencia. La exposición “Monoblock” ofrece este acercamiento al complejo mundo artístico que Gurrola nos dejó a diez años de su partida.

Pase Cultura Monoblock1

Monoblock” nace de una historia de esas, que son luchas desde trincheras pacíficas pero contundentes, donde un artista crea las piezas para volver perenne un reclamo astuto, una huella que no se borre, que nos permita recordar el paso de la historia decodificada en pintura, escritura, fotografía y todas esas armas blancas que los prodigiosos usan bien afiladas.

Pase Cultura Monoblock2

Entonces, ¿De dónde viene historia tan peculiar, razón para montar esta exposición? Sucedió al marco histórico de la firma del acuerdo “Convención Especial de Reclamaciones”, que buscaba resarcir las pérdidas y daños causados tras la Revolución Mexicana. Este documento tuvo el nombre más popular de “Tratado de Bucareli”. Entorno a este dictamen, se esparció el rumor de que el tratado establecía que México tenía prohibido producir y desarrollar maquinaria especializada, entre ella, los motores automotrices, es decir, los monoblocks, que son el corazón del automóvil y que, por lo tanto, representa una opresión burlona y escondida. Así, Gurrola se inspiró para escribir y crear a partir de esa aura de dominación imperialista de Estados Unidos sobre México. Cabe aclarar que este rumor fue falso, el tratado no hizo tal prohibición, sin embargo, el control y sentimiento de represión seguía siendo una causa completamente válida que fundamentó las expresiones.

Pase Cultura Monoblock3

En 1971, Gurrola, junto a Gelsen Gas, retrató un monoblock dentro de un antiguo refrigerador, congelando por siempre el reclamo, como sabiendo que llegaría conservado a nuestros días. Además, nació también una serie de poemas e interpretación de los mismos a partir de esta experiencia con la composición del motor, a él se sumaron la riqueza de poemas de Pezoa, y poco a poco, muchas otras expresiones artísticas hasta quedar culminada en piezas fotográficas, música, escenificación… en fin, en la experiencia envolvente y multisensorial del arte que él propuso. El resultado fue una exposición lanzada en la sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes, el 29 de noviembre de 1971, que constó de 12 fotografías del refrigerador con el tesoro prohibido dentro, acompañado de la recitación de “Poemas y Textos sin elocuencia: Monoblock” (texto de Gurrola), recitados en vivo por él y Tina French, a la vez que una magistral pantonimia de Jan Kessler se hizo presente, todo amortiguado por una escenografía de Bárbara Wasserman.

Pase Cultura Monoblock6

Hoy, a 46 años de distancia de ese primer grito artístico, se recrea un homenaje a la voz artística de Gurrola, quien, aunque no esté presente en cuerpo, estará impregnado en la exposición, ramificado en cada muestra de arte de cada disciplina que lo conforma.

De la muestra, se puede esperar la mezcla de factores para llegar a la famosa experiencia artística, por ello, podremos escuchar la voz de Gurrola rescatada de archivos sonoros de la fundación que lleva su nombre, grabaciones de los 60´s del artista leyendo los poemas de Pezoa que hablan de los carros y la ciudad, sumado a textos del autor y el Monoblock. Además, el viernes 1 y sábado 2 de diciembre, se presentará el recital y pantonimia que alguna vez fue puesto en escena en Bellas Artes, con los testigos auténticos de Monoblock a lo largo de la historia: Tina French, Nora Manneck y Ariane Pellicer, a 46 años de haberse presentado con Gurrola.

Pase Cultura Monoblock9

Estancia FEMSA acaba de adquirir este tesoro y está feliz de ponerlo al alcance del público en una muestra completa que defiende al arte como un conjunto sensorial y perceptivo, que honra la memoria de José Gurrola y lo mantiene vigente a través de su arte, la libertad que le impregnó, la complejidad con la que la bautizó y la riqueza de sus creaciones que actualmente nos dan para seguir estudiando, interpretando y recreando.

Pase Cultura Monoblock8

Experiméntalo en Casa Luis Barragán (a una calle del Metro Constituyentes) Te dejamos el mapa aquí:

La entrada tiene un costo de $150. Recuerda, el performance sólo se llevará a cabo el 1 y 2 de diciembre.

No te lo vas a perder ¿O sí?

Marianali/@escritofílica

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario